El pasado viernes salió en el BOE la Resolución de 30 de noviembre de 2021, de la Dirección General de Tráfico, por la cual se define el protocolo y el formato para el envío de datos desde la señal V-16 en su punto de Acceso Nacional, en el ámbito de la Directiva 2010/40/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 7 de julio de 2010, por la cual se establece el marco para la implantación de los sistemas de transporte inteligente en el sector del transporte por carretera.

Esta publicación guarda relación con el Real Decreto 159/2021, de 16 de marzo, por el cual se regulan los servicios de auxilio en las vías públicas. En su disposición final segunda se modifica la señal V-16 del anexo XI del Reglamento General de Vehículos, consistente en un dispositivo luminoso de preseñalización de peligro, indicando, por un lado, que el dispositivo tendrá que comunicar su activación, desactivación y posicionamiento en su punto de acceso nacional.

Esta señal V-16 con propiedades de geolocalización, será de uso obligatorio a partir del 1 de enero de 2026. Adicionalmente, el Real Decreto establece en su disposición final tercera, que en el plazo máximo de un año desde la entrada en vigor del mismo prevista para el 1 de julio de 2021, el titular de la Dirección General de Tráfico aprobará, por medio de una resolución, el protocolo y el formato de envío de los datos requeridos por parte de los servicios de auxilio en carretera y de la señal V-16 a efectos de su publicación en el punto de acceso nacional en materia de tráfico y movilidad.

¿Cómo afecta a los talleres?

En principio, es una cuestión que afecta los fabricantes del producto (que tienen que producir garantizando el cumplimiento de nuevos requerimientos). El importante para el resto es estar informados de qué dispositivos luminosos podrán ser utilizados con todas las garantías sine die (desde ya y hasta que alguna modificación normativa lo establezca) y qué solo podrán ser usados hasta el 1 de enero 2026 (la fecha tope para los dispositivos que no hayan sido producidos bajo estos nuevos requerimientos).

Recordamos que el Tribunal Supremo, mediante acto de 24 de junio de 2021, ha acordado una medida cautelar por la cual permite el uso de las balizas luminosas sin geoposicionamiento hasta hoy anteriormente indicada. De forma que se podrán continuar fabricando y utilizando las señales V-16 actuales hasta el 1 de enero de 2026. Esto quiere decir que por los próximos 4 años los conductores podrán continuar adquiriendo dispositivos luminosos no conectados, y los conectados a partir del momento en que estén disponibles.

 

Ver el BOE Oficial aquí